11 sep. 2011

No confundas las palabras.

Todo lo que quería era una mirada. Ella quería esa mirada perdida que nadie nunca le había dado, que en la vida acertó descubrir.
Buscando entre recuerdos, logro avistar algo...¿Era el amor? No notaba una sola señal de ello, solo un falso presentimiento. Creyó encontrarlo en un lugar perdido en el fin del mundo. Noto que no era allí donde el amor se encontraba, ni allí, ni en otro lugar. En ese momento descubrió que el amor no es un objeto fácil de encontrar o decir, el amor no existe, el amor no es un objeto con el que se puede jugar, el amor no es una palabra mas en el vocabulario. Simplemente, es un sentimiento que nadie podrá entender.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario