13 may. 2013


Deseando que todo sea para siempre, e ignorando que el 'para siempre' no existe, siguió con sus sueños quebradizos, hasta hacerlos de piedra. Porque todos los sueños pueden ser como una piedra, firmes, a veces grises  pero muchas otras, poseen una variedad de colores. Eso hizo, luchó por aquel sueño que era más fuerte que nadie. Más fuerte que una simple piedra. Era la piedra más grande con la que se topó, sin embargo, luchó.


Luchar para seguir. Seguir para ser más fuerte. Ser más fuerte para luchar.



Reglas básicas de la vida.

3 comentarios:

  1. Lo que has escrito es una verdad como un templo. En esta vida hay que ser fuerte y luchar contra todo lo que se nos ponga por delante. Muchas gracias por dejar un comentario en mi blog y te invito a que leas mi nueva entrada :)

    ResponderEliminar
  2. "Ser más fuerte para luchar."

    Soy de hacer este tipo de entradas, cortas ,entendibles, concisas... obviamente porque me gusta escribir así, porque me sale, pero también porque me gusta leerlo de esa forma en otros blogs, dicho sea de paso como este que es un ejemplo clarísimo. Genial.

    ResponderEliminar
  3. La pescadilla que siempre se muerde la cola...

    ResponderEliminar